NOTA DE TAPA:

RADIO Y "NUEVAS TECNOLOGAS": UNA APROXIMACIN CRTICA

Daniel Ivn- La Voladora Radio

Octubre de 2008

Ponencia presentada por La Voladora Radio en el Seminario "Radio Global", Centro Cultural Espaa, Mxico D.F y publicada originalmente en www.radioscomunitarias.org

LA OBSESIN CON "LO NUEVO": LAS NTIC'S PARA EL LENGUAJE DE SIEMPRE

Hace 47 aos, en 1961, se comenzaba a desarrollar el primer CTSS (Compatible Time-Sharing System) que hara posible, 10 aos despus, en 1971, el desarrollo del primer sistema rudimentario de intercomunicacin en red telemtica, sistema rudimentario que, por cierto, an hoy utilizamos: el correo electrnico. Todos conocemos la idea bsica: se escribe, se aprieta el botn, el texto se va y es recibido. Sorprendente.

El primer correo electrnico en Mxico (por lo menos de manera experimental) se envi a

mediados del ao 1988, mismo ao en el que lo mismo ocurra en el Pas Vasco. Llegamos tarde.

El sistema bsico para la realizacin de streaming (transmisin de audio o datos por internet, de manera ininterrumpida) fue perfeccionado en el ao 1993. No ha sufrido mayores cambios desde entonces, salvo el advenimiento a principios de los aos 2000 de nuevos formatos de compresin de audio como el OGG o el MP3 pro. Es decir, el streaming era perfectamente plausible, posible y cierto desde hace 15 aos. La idea bsica la conocemos todos: se genera una seal de audio, sta, gracias a una computadora, transita convertida en datos a travs de la red telemtica y es recibida en una computadora que la solicita. Sorprendente. Es casi igualito que la radio, pero no.

El primer streaming mexicano (segn la historia no contada, la que se cuenta en la calle, que al final es la que importa) no se

gener sino hasta muy entrado el ao 1999. No lo hizo Televisa ni TV Azteca ni el Grupo Radiomil, sino un grupo de estudiantes de la UNAM. A esta no llegamos TAN tarde. Por cierto: si ustedes tuvieran la oportunidad de visitar todos los streamings generados desde Amrica Latina, incluido Mxico, en un slo da, se daran cuenta de que el 80% de ellos no estn funcionando sino apenas el 50% del up-time (es decir, el tiempo que una radio por internet, sitio web o cualquier servicio en internet permanece "en lnea"). Wow. Cunto tiempo le toma a una tecnologa instalarse y dejar de ser asumida como nueva? La novedad dota de algn elemento sexy, seductor, a la tecnologa? Cuntos lenguajes y posibilidades creativas NUEVAS hemos visto emerger de la red, como no sean variantes a veces demasiado sutiles de los viejos artes de escribir, dibujar, disear, sacar fotos de tu novia o novio desnudo, contar chistes malos en foros, hacer streaptease frente al webcam, vender productos intiles a

travs de la publicidad o, tema que nos ocupa hoy, hacer radio? Todo eso lo hacamos antes. O casi todo. La nica diferencia es que hoy lo hacemos frente al computador y, muy frecuentemente, para personas con las que tener un vnculo ms all de los 1280 x 768 pxeles de nuestra pantalla es una posibilidad muy remota.

Nosotros creemos que hay dos retos de la generacin de contenidos usando como plataforma las NTIC's: el reto de no hacerlo por novedad, es decir por impulso, es decir porque se puede, es decir sin reflexionarlo. Y el reto grande, que por cierto no es un reto "nuevo": tener algo qu decir.

Como siempre, hay que pensar, luego existir. Como siempre, el contenido ES el mensaje. Como siempre, el contenido ES meta discursivo.

HORIZONTALIDAD Y DISCURSO NICO: CUANDO LA LIBERTAD SE VUELVE TOTALITARIA

Cuando un periodista le pidi a Albert Einstein

que definiera la radio, l se intrinc en una explicacin de ondas, potencias, obstculos. Al ver que el periodista no le entenda, Einstein lanz la famosa mxima: Vers, el cable telegrfico es como un gato muy muy largo. Le aprietas la cola en Nueva York y su cabeza malla en Los ngeles. La radio opera exactamente del mismo modo: envas seales aqu, y las reciben all. La nica diferencia es que no hay gato...

Hoy por hoy, hay quienes se obstinan en ver a la internet como la famosa "plaza pblica" de Eduardo Galeano. Y ni qu decir de la radio on-line: la ven como la solucin a todos los problemas de comunicacin de la humanidad. Habra que decir, parafraseando a Einstein, que si bien es cierto que en la red an prevalece cierta idea pedestre de horizontalidad (basada no en el principio de equidad, sino en el principio de que en internet uno puede ser lo que sea y venderse caro), la diferencia con la plaza pblica de Galeano es que, en este caso, no hay plaza. Y al no haber plaza, las

vincularidades posibles tienden a ser forjadas ms en el imaginario de quien utiliza la plataforma tecnolgica que en una praxis cotidiana o en un mbito fsico. As pues, surgen percepciones tan cuestionables como la de que "mientras exista la radio por internet, ya no hace falta cambiar la ley de radio y televisin en este pas, porque ya todos y todas podemos hacer radio", uf... o la de que se puede ligar chicas muy guapas a travs del HI5. Ambas percepciones, en su delirante simpleza, nos llevan a pensar que, muy particularmente para las clases medias, las NTIC's (y su falaz sensacin de novedad) estn generando necesidades ficticias o, por lo menos, est poniendo la satisfaccin de esas necesidades en una plaza que, por lo dems y como dijo Einstein, no est. No existe. A la que hay que hacer existir. Vemos oportunidades laborales, humanas, de conocimiento, que en su virtualidad no hacen sino desencantarnos por sistema. Curioso: las NTIC's ayudaron al desarrollo de

El gato

Foto | Antonio

estrategias de comunicacin paralelas que, hoy por hoy, podran constituirse en el mejor ejemplo de la polarizacin: las redes de intercambio y los medios de discurso nico. A las primeras nos referiremos ms adelante. Quiero poner el acento en un fenmeno inusitado: la proliferacin de pginas, radios por internet (e incluso por aire), foros, etc., que dedican sus esfuerzos no solamente a cantar las loas de una visin especfica, unvoca y excluyente de la realidad, sino que tienen como fin ltimo cuestionar, anular y atacar frontalmente a todos aquellos que no comulguen con esa visin del mundo. Casi el 80% de la red est dedicada a sitios de esta ndole hoy en da, y el porcentaje de radios por internet en Mxico con esta particularidad debe andar en un nada despreciable 10%. Ojo, lo ponemos como un asunto para reflexionarse: nosotros siempre hemos pensado que cada visin del mundo se merece su radio, sin duda. Pero hace falta reflexionar si el discurso nico debera ser una

aspiracin de los medios de comunicacin en un momento en el que la intolerancia es la marca de agua de casi todo Estado Rector en el mundo, situacin marcadamente clara en Mxico, gobernado por la extrema derecha. Y si la "ruptura del cerco informativo" es suficiente razn para que los "medios de comunicacin" caigan en la tentacin de la exclusin como mtodo de validacin. Pienso en pginas como "el sendero del peje" confrontada con "el sendero del mesas", la pgina anti Obrador. Ambos discursos pueden llamar a simpata, o no; pero me pregunto cul es la diferencia entre esa clase de comunicacin y la comunicacin que lleva a cabo "stormfront", la pgina que organiza a los skinheads y neonazis en los Estados Unidos. Probablemente la diferencia, nuevamente, slo exista en nuestro imaginario: unos nos caen bien, los otros nos provocan repulsin y rechazo. Pero la estrategia es la misma.

LA INVASIN DE LO COOL: TRIVIALIZACIN Y CONFORMISMO EN EL MENSAJE

Que no quede duda: el futuro de la comunicacin a travs de las NTIC's NO puede ser lo cool. No es deseable que lo sea. No es estar por estar. Si un cuestionamiento estn teniendo hoy por hoy las mal llamadas "redes sociales" es el de la despersonalizacin y trivializacin del relacionamiento y el asociacionismo entre seres humanos. Hay ya, de hecho, un discurso instalado que intenta a toda costa "ver irremediables y trgicos niveles de soledad y aislamiento" en las actuales costumbres de consumo de esos "nuevos medios". Ms all de que nosotros no vemos una "disolucin del tejido social" en el uso de las redes telemticas para la comunicacin entre personas, lo que es cierto es que ante el boom de la banda ancha y su accesibilidad para las clases medias se estn redefiniendo diversos paradigmas que, en general, replantean (no sabemos si para mal o para bien) diversos aspectos del proceso de

creacin, recepcin y efecto, es decir, de la hermenutica de la comunicacin. Probablemente, una de las constantes ms visibles sea la de que en la red, como en ningn otro medio, el mensaje y la fiabilidad en su contenido se enfrentan con una gran carga de relatividad. Cualquiera puede hacerlo. Literalmente, cualquiera. El xito del proyecto ms grande de colaboracin hasta el momento, Wikipedia, no ha logrado transformar esa perspectiva y probablemente sea lo mejor.

Porque siempre hay que desconfiar del mensaje... o no? Lo que es cierto es que la evolucin de la comunicacin de contenidos a travs de NTIC's ha dado, por lo menos en Amrica Latina y marcadamente en Mxico, un salto notable: no pudimos evolucionar a las redes de intercambio recproco y avanzamos, en cambio y sin remedio, a la trivializacin del proceso de la comunicacin: lo que hemos dado en llamar "lo cool". En los ltimos 5 aos hemos observado un boom de radios por

internet en nuestro pas, y eso para no tener que analizar el boom de blogs, pginas personales, portales informativos, senderos del peje, ya que estbamos en eso, y otros recursos. El caso de las radios por internet es, sin embargo, muy ilustrativo.

Cuando uno logra enganchar una de estas emisoras (recuerden que el 80% no funciona sino menos del 50% del up-time) descubrimos seales portadoras de una vieja frmula de "radio chistosita" traducida a pginas hiperdiseadas y streamings obstinadamente de alto bitaje (porque hay que ser cool, no importa que nadie te oiga); estas radios resultan ser la mayor parte de las veces proyectos de un grupo muy reducido de entusiastas de las computadoras (que no de la comunicacin y mucho menos de la radio) cuya propuesta radiofnica consiste en largusimas listas de msica (que presume de ser independiente) y un par de programas en vivo. Y listo. Tenemos radio por internet. Lo malo es que la diferencia entre estas radios y

cualquier radio comercial de cualquier parte del mundo es nula. O no porque, en todo caso, en las radios comerciales todava se hace radio.

Lo que resulta de la trivializacin del mensaje es la trivializacin del recurso; resulta trgico pensar que casi al mismo tiempo que estas radios por internet, surgi el fenmeno de la "radio on-demand" que tiene la ventaja de que pone slo las canciones que a ti te gustan, sean independientes o no. Son igualmente gratis, responden a tus deseos y no te joden con que "el streaming no est disponible". Las radios on-demand son el tiburn del mediascape de la red y slo podrn ser vencidas a travs de propuestas cuya inteligencia y aproximacin al fenmeno comunicacional pase por encima de propuestas estilo Radioactivo (que, por cierto, es radio de los 90, pues), y defina nuevos lenguajes y nuevas conectividades con sus audiencias.

Exclusividad, humor fcil, afanes de

delicatessen en casi cada parte de la propuesta, ms diseo de impresos o de pginas web que diseo de audio o diseo de programacin radiofnica, ms visibilidad que audibilidad, ms colores que contenido, son algunas de las cosas que definen la invasin de lo cool en la comunicacin desde las NTIC's. Si se fijan, no es una lista demasiado diferente a la lista de recriminaciones que le hemos hecho a los monopolios de la comunicacin en nuestro pas durante aos.

Esto no es difcil de entender, ya que la mayor parte de estos esfuerzos comunicacionales parte de una premisa bsica: el paradigma de la competencia "creativa", que es la traduccin facilona que en la produccin de medios tenemos para el paradigma de la competencia econmica. Todos, alguna vez, hemos hecho uso del emblemtico "lo que escuchas aqu no lo vas a escuchar en ninguna parte". Como si eso importara en un mundo cuyas democracias estn evolucionando hacia las dictaduras informales;

es decir, las que llegan al poder mediante el voto; es decir, mediante los medios.

OPORTUNIDADES EN LA GENERACIN DE CONTENIDOS: NUEVAS FORMAS POSIBLES DE VINCULARIDAD, RESEMANTIZACIN, INTERACCIN, COLABORACIN E INTERCAMBIO.

El futuro deseable de la comunicacin a travs de la NTIC's son, sin duda, las redes de colaboracin e intercambio recproco. Una de las principales posibilidades (lejos est de ser una realidad) es la creacin de contenidos colectivos y la resemantizacin de lenguajes creativos a travs de lo virtual, lo multimeditico y la cualidad fractal del mensaje virtual, es decir, la cualidad que tiene de nunca acabarse, de ser mutable.

El advenimiento de Creative Commons, por ejemplo, rompe de facto con la lgica de la propiedad del conocimiento y debera romper igualmente con la nocin de exclusividad de la que hablbamos anteriormente. Asimismo, las

posibilidades de experimentacin que las nuevas tecnologas le ofrecen, por ejemplo, a disciplinas de nuevo y muy fuerte cuo como el radio-arte, el arte sonoro, el video-montaje, la literatura no-lineal y muchos otros es inabarcable y est siendo apenas explorado.

Una mala noticia: para hacer medios a travs de las NTIC's hay que saber hacer medios. La radio por internet debera seguir siendo radio. Por virtual que sea nuestra radio, el conocimiento sigue siendo tangible, un bien cultural ineludible y necesario. Valdra la pena entonces saber hacer radio. No necesariamente estudiar la carrera de comunicacin, pero acercarse a un buen taller, hacer una pasanta en una radio comunitaria, estatal (no digo pblica porque no hay radios pblicas en Mxico), acercarse a una consola e intentar imaginarse cmo funciona... todas esas siguen siendo cosas necesarias, cosas que hay que hacer. Probablemente la ms importante oportunidad que ofrecen las NTIC's sea la de la creacin de

nuevas vincularidades con la audiencia. S, aunque no lo crean, las audiencias existen y son importantes. Y con audiencias no nos referimos a "nmero de usuarios conectados al puerto 8000 de nuestro servidor", ni nos referimos al nmero de correos electrnicos o mensajes de Messenger que recibimos: nos referimos a personas con propuestas, a personas con gustos y disgustos, a sujetos polticos y sociales, a entramados biolgicos vivos (s, la chava que se desnud en el webcam ayer existe, en serio); es decir, nos referimos a personas que todava, afortunadamente, pueden apagar nuestra maldita radio.

Y esa, sin duda, es la ms grande oportunidad que las audiencias nos otorgan: preocuparnos por ello.•

www.lavoladora.net

www.radioscomunitarias.org

Descargar artculo completo [75.4 Kb]