NOTA DE TAPA:

¿QUÉ ES INTERNET Y CÓMO FUNCIONA?

Ximena Tordini- Colectivo La Tribu

12 de febrero de 2007

Hablar de Internet no es lo mismo que referirse a la World Wide Web. Internet es mucho más que las páginas web por las que la mayor parte de los usuarios suelen navegar con distintos propósitos. Internet es anterior a la Web e incluye funciones como el correo electrónico, la transferencia de archivos, los grupos de noticias, las video conferencias y la mensajería instantánea o chat que no requieren el uso de la Web para realizarse.

Internet es una red de millones de computadoras conectadas que transfieren datos de unas a otras. Más precisamente, podemos decir que es una red de redes, ya que se trata de una red que interconecta redes de menor dimensión.

La transferencia de datos -imágenes, textos, sonidos o cualquier otro tipo de información- de un punto a otro de la red se realiza en base a los

protocolos de Internet a través de cables de fibra óptica, líneas telefónicas, conexiones satelitales y/o inalámbricas, etcétera.

LOS PROTOCOLOS DE INTERNET

Entre los protocolos principales se encuentra el TCP/IP -Protocolo de Control de Transmisión/ Protocolo de Internet (IP) que tienen, básicamente, la función de garantizar que los datos sean entregados en su destino sin errores y en el mismo orden en que se transmitieron. Otros protocolos cuyos nombres pueden resultar más familiares para los usuarios son el HTML (protocolo de transferencia de hipertexto) y el SMTP y el POP que se utilizan en las transferencas de correo electrónico. Aunque la mayoría de los usuarios no pueda distinguirlos, Internet cuenta con más de 100 protocolos basados en TCP/IP.

Para que las millones de computadoras que integran la red de redes puedan intercambiar información adecuadamente se utiliza el protocolo TCP/IP que permite que computadoras con

características muy diferentes puedan conectarse. Esto es posible porque TCP/IP es compatible con cualquier sistema operativo, hardware o software.

"Estos estándares técnicos fueron formalmente adoptados en 1982 y permiten que Internet funcione como una red descentralizada de computadoras interconectadas. El protocolo TCP define la manera en que los datos son fragmentados en pedazos de información manejables o en paquetes, que luego son enviados individualmente a través de la Internet. Imaginemos que una carta larga se descompone en páginas separadas. Cada página se introduce en un sobre y se echa en el buzón de correos. Al llegar los sobres a un mismo destino, estos se recomponen para crear el archivo original o pieza de información. Esto es mucho más eficiente que, por ejemplo, mantener un flujo constante de información; si perdemos uno de los paquetes éste puede ser solicitado nuevamente y remitido sin tener que enviar todos los datos, lo cual produce menos errores y tiempo desperdiciado.

El protocolo de Internet (IP) controla el recorrido

de los paquetes hasta su destino en una especie de sistema de direcciones basado en los números IP periódicos 123.123.123.123. De alguna manera, funciona como la dirección en un sobre. Cada computadora en la ruta hacia su destino sabe cómo enviar el paquete al destino IP, eligiendo la mejor ruta según la disponibilidad de las computadoras y las conexiones en cada momento. No hay una relación directa entre el origen y el destino y la ruta nunca se decide por anticipado sino en el momento de iniciarse la transferencia. Los ruteadores (routers) deciden dónde debe enviarse el paquete según la disponibilidad de los host. Los paquetes son transferidos de un host a otro hasta llegar a su destino." 1

En un intercambio de información en el que se utiliza una conexión telefónica, se produce un flujo de conexión continuo. En el intercambio basado en el protocolo TCP/IP se realiza una "conmutación por paquetes". Como consecuencia, si en un intercambio telefónico el circuito o el canal se rompen, la conexión se corta y se

interrumpe el intercambio. En la circulación de información por Internet sucede que si el flujo se detiene por algún motivo, los ruteadores buscan rutas alternativas y, al mismo tiempo, cada paquete puede elegir un camino distinto y encontrarse al final recomponiendo la información inicial.

En síntesis, cuando se envía un correo electrónico o desde un navegador se pide información a un archivo HTML -el HTML también es un protocolo de Internet en el que se basa la transferencia de hipertextos- para visitar una página web, esos conjuntos de datos se dividen en paquetes. Cada paquete contiene información sobre a dónde debe ser enviado y sobre qué lugar ocupa en el conjunto de la información.

En el protocolo TCP/IP cada una de estas unidades de información recibe el nombre de "datagrama". Lo que permite enviar datos entre dos computadoras aunque éstas no estén conectadas entre sí es el hecho de que los datagramas eligen los caminos más apropiados para llegar a destino. Esta característica brinda

flexibilidad y alta confiabilidad al sistema ya que si un enlace se pierde, el sistema encuentra otro.

En el punto de llegada, el TCP recibe los paquetes, verifica si hay errores y los vuelve a combinar para convertirlos en los datos originales. De haber error en algún punto, el TCP envía un mensaje solicitando que se vuelvan a enviar determinados paquetes.

EL DIRECCIONAMIENTO IP

El protocolo IP identifica a cada ordenador que se encuentre conectado a la red con una dirección. La dirección de Internet (IP Address) se utiliza para identificar tanto a cada ordenador en particular como a la red a la que pertenece.

Esta dirección es la que le indica a los paquetes de información a dónde deben ir. Con este propósito, y teniendo en cuenta que en Internet se encuentran conectadas redes de tamaños muy diversos, se establecieron tres clases diferentes de direcciones, las cuales se representan mediante tres rangos de valores: redes clase A, clase B y clase C.

Una dirección de IP está formada por cuatro números separados por puntos (por ejemplo: 125.210.85.74). La primera parte del número de IP corresponde al número de red y la segunda al número de host -computadora conectada. Los números de IP corresponden a la jerarquía de las redes dentro de la red de redes y traduce la dimensión que tiene cada red.

Por ejemplo, en una red de clase A, que sería el caso de la red militar de Estados Unidos, se pueden asignar más de 17 millones de direcciones IP a ordenadores host dentro de esa red. Sólo puede haber 126 redes de clase A en el mundo. En una red de clase B, la de una universidad por ejemplo o una empresa, se pueden asignar 65 mil direcciones IP. En una red de clase C, el número desciende a 254.

¿CÓMO SE REALIZA LA CONEXIÓN?

Cuando una persona se conecta, lo más habitual es que lo haga a través de una compañía o proveedor de servicios de Internet (ISP). Este proveedor tiene una conexión permanente a

Internet y le cobra al usuario por la conexión.

Este proveedor enlaza a su vez con transportadores comerciales mayores que normalmente no son conocidos por los usuarios y se conocen con el nombre de transportadores de backbone.

Se llama backbone a las conexiones troncales de Internet, está compuesta por una gran cantidad de routers comerciales, gubernamentales, universitarios y otros de gran capacidad interconectados que llevan los datos entre países, continentes y océanos del mundo. El alto nivel de redundancia del backbone y el hecho de que la decisiones de direccionamiento IP se realizan durante el uso brinda la gran capacidad de interconexión y la velocidad de la red.

El backbone es la "columna vertebral" de Internet y consiste, al mismo tiempo, en un conjunto de redes distintas. Normalmente, el término se usa para describir a redes de gran tamaño que se conectan entre ellas y que pueden tener proveedores de Internet (ISP) individuales como clientes. Por ejemplo, un ISP local brinda

servicios para una ciudad, este ISP se conecta con un proveedor regional que tiene varios ISPs locales como clientes. Este proveedor regional conecta a una de las redes del backbone, que proporciona conexiones a escala nacional o mundial.

EL DESARROLLO DE INTERNET (MUY BREVEMENTE)

Internet nació en Estados Unidos en 1969. En el contexto de la Guerra Fría, por iniciativa militar, se comienza a investigar la creación de una red de computadoras que permitiera la colaboración entre científicos e investigadores. La fecha de nacimiento de Internet corresponde entonces al momento en que los investigadores lograron enviar datos entre computadoras geográficamente distantes.

Para 1972, ya era posible enviar correos electrónicos y chatear. Diez años después, se establecieron los estándares técnicos con el uso de los protocolos TCP/IP.

Durante los años ´80 Internet era usada casi

exclusivamente por investigadores y científicos y administrada por organizaciones universitarias.

Fue la creación de la Web en 1989 y su explotación comercial a partir de 1994 lo que expandió el uso social de Internet tal como lo conocemos hoy.

Aunque la historia oficial no suela mencionarlo, fueron las prácticas colaborativas, el trabajo basado en la colaboración y no en la competencia, las que permitieron la creación y desarrollo de Internet. •

NOTAS

1 Políticas Tic: Manual para principiantes. Editado por Cris Nicol. Asociación para el progreso de las comunicaciones, APC, 2005.