NOTA DE TAPA:

PODCAST Y COMUNICACIÓN ALTERNATIVA

G. Montells y P. Vannini- Colectivo La Tribu

12 de febrero de 2007

ACERCA DE UNA DEFINICIÓN PARA EL PODCASTING

El término “podcasting” surge de la combinación de “public on demand” y “cast”.

No es verdad que su origen esté vinculado a la empresa Apple. Se ha considerado con error que el nombre es tomado a partir del ipod, el desarrollo de la empresa Apple que permite escuchar este tipo de formato.

En la conjunción de “public on demand” y “cast” está la razón del podcast. La de ser una transmisión pública que se descarga según demanda y a pedido.

De ese modo la práctica del podcasting consiste en crear archivos de sonido en formatos comprimidos (preferentemente MP3, OGG, etc.) y distribuirlos mediante un archivo RSS (Really Simple Syndication) de manera que permita suscribirse y usar un programa que lo descargue

para que el usuario lo escuche en el momento que quiera, en una computadora doméstica o en un reproductor portátil.

El RSS es un sistema de suscripción digital y se utiliza en todo sitio que se actualice con frecuencia. De esta manera el suscriptor recibe el aviso (en su correo o a través de programas llamados agregadores) que un nuevo contenido se ha actualizado con la posibilidad de descargar el archivo en el momento.

La sindicación de contenidos, o más claramente, la redifusión de contenidos, es la clave operativa del RSS. Este sistema de suscripción digital activa un mecanismo de alerta y actualización descargando el archivo directamente en un directorio determinado.

De esta manera se facilita la posibilidad de descargar archivos de sitios diferentes sin necesidad de navegar por todos. Al mismo tiempo que permite seguir las actualizaciones de los sitios deseados, obteniendo una programación propia de sonido.

El podcast tiene la ventaja de poder ser

escuchado en lugares a donde la emisión de nuestra radio no llega. También permite, si se encuentra bajo licencias libres, ser modificado, re emitido, o intervenido.

ACERCA DE LOS CONTENIDOS DEL PODCASTING

Los contenidos no definen al podcast. Los hay de comentarios deportivos y de entrevistas a escritores. De recetas de cocina o de especiales de una música en particular. De 3 minutos de duración o de 20.

La agenda temática está vinculada a los objetivos del proyecto del sitio, a las intenciones del o los productores, teniendo en cuenta la referencia de un destinatario estratégico pensado y el código seleccionado para su formato.

Pero es útil tener presente las condiciones de descarga y escucha de los podcast. Es por eso que los podcast suelen durar poco tiempo (de 3 a 15 minutos). No es conveniente que la descarga tarde mucho, más teniendo en cuenta que existen conexiones de diferente velocidad de transferencia.

Al mismo tiempo la escucha, al igual que en el caso de la radio, no suele mantener una atención constante durante tiempos prolongados. Por lo tanto, además de la brevedad, lo importante será considerar estrategias de producción capaces de llamar con intensidad la atención del que oye.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN DE UN PODCAST

Hay distintos modos de producir un podcast. Algunos realizadores expresan un trabajo de guión, otros solamente hablan a un micrófono y de forma improvisada.

Algunos podcast se asemejan a programas de radio donde se reúnen los elementos, estructuras e ingenierías propias del lenguaje radiofónico y otros son textos leídos en voz alta sin otro sostén que la palabra hablada.

ACERCA DE CÓMO HACER UN PODCAST:

1. Grabar el contenido en la forma que mejor lo exprese con un programa de edición que sepas utilizar. Si nunca usaste uno te recomendamos Audacity.

2. Es conveniente guardar el archivo en un formato comprimido (MP3 u OGG ) o utilizar un programa que lo comprima a fin de que pese menos y sea más fácil de descargar. Teniendo en cuenta los parámetros de compresión, sugerimos usar 24 kBit/s, 22,050 Hz, Mono para que tenga un sonido apto y bajo peso.

 

3. Deberás identificar el archivo con un nombre a razón de título, una categoría a modo de información para el usuario (si es documental, musical, informativo, etc.) y darle una fecha de grabación para establecer el contexto del material producido y su vigencia.

 

4. Existen páginas (www.podomatic.com, por ejemplo) que brindan servicios para subir y alojar los podcast en sólo unos pasos y de manera gratuita. En el caso de contar con alojamiento puede utilizarse una plataforma (http://loudblog.de/) que permite subir rápidamente los archivos generando además un RSS. Quienes tengan más conocimientos pueden

diseñar su propia página, siempre activando el sistema RSS y la opción de escucha on-line.

 

5. Al finalizar es conveniente dar de alta el podcast, incorporarlo a los buscadores y encontrar tu propio sistema de difusión para dar a conocer tu producción.

ACERCA DE CÓMO HACER PARA ESCUCHAR UN PODCAST:

El primer paso es encontrar un podcast que te interese. Luego podés escuchar on-line o descargar el archivo de sonido. También suscribirte mediante el sistema RSS para que te avise automáticamente de las actualizaciones.

Una vez descargado se puede optar por transferirlo a un reproductor de MP3, almacenarlo en la PC para oírlo en otro momento, escucharlo on-line o copiarlo a un cd de audio para sacarlo por los parlantes de un grabador o los instrumentos de salida de un transmisor de radio para que lo escuche la comunidad.

ACERCA DE ALGUNOS USOS POSIBLES DE ESTA TECNOLOGÍA:

Un podcast se puede usar:

  • Para compartir contenidos, entrevistas, producciones temáticas, informes y documentales.
  • Para difundir canciones, sonidos y expresiones artísticas.
  • Para producir campañas sociales.
  • Para realizar paisajes sonoros de tu ciudad.
  • Para experimentar el formato de radio-arte.
  • Para producir contenidos propios a partir de lo que producen otros.
  • Para reutilizar contenidos ya emitidos.
  • Para hacer un archivo a modo de demo o piloto de un proyecto.
  • Para apropiarse de las nuevas tecnologías y experimentar con ellas.
  • Para sorprender con creatividad a los navegantes sonoros.

Para algunos el uso del podcasting puede ser una primera aproximación a la producción radiofónica.

Un modo posible de iniciar un proyecto en formato libre. A pesar de las todavía difíciles condiciones de conectividad.

Para otros es una herramienta de reaprovechamiento de contenidos emitidos. Y un nuevo modo de compartirlos o ponerlos a disposición de nuevas creaciones.

El podcast no garantiza el ejercicio del intercambio, pero estimula y provoca la opción de conversar digitalmente entre todos aquellos que se lo permitan.

Un sonido puede, unido a una palabra, desencadenar una interrupción sobre el sistema de la gramática sonora.

Cada mundo singular tiene una biblioteca sonora propia. Punta de lanza de nuevas sonoridades.

Nada falta que otra cosa que empezar a hacerlo.

Acaso el podcast pueda ser un parlante inalámbrico que amplifica el proyecto de un rincón del mundo, en el otro rincón del mundo. •