NOTA DE TAPA:

CUANDO LA POLTICA ES MS IMPORTANTE QUE LOS DERECHOS

Mara Jacinta Lizarazo V.

Junio de 2008

Bogot. Mayo 30 de 2008. Finalmente el Ministerio de Comunicaciones abri la convocatoria para adjudicar licencias de radios comunitarias en las ciudades capitales incluyendo Bogot. Sin embargo, queda un sabor agridulce al revisar los trminos de la convocatoria en la cual se les pide a las organizaciones sociales que adjunten una "declaracin juramentada de que ni la comunidad organizada, ni los miembros de la misma, prestan o han prestado el servicio de radiodifusin de manera clandestina".

En las diversas convocatorias abiertas por el Ministerio de Comunicaciones para adjudicar licencias de radios comunitarias desde 1994, es la primera vez que se exige esta declaracin juramentada. Todo parece indicar que la cartera de Comunicaciones le pasa la cuenta de cobro a las organizaciones que instauraron en

Hipermedios

Foto | Clemencia Rodrguez

el 2005, la Accin de Tutela exigindole a esta entidad el inicio del proceso.

Algunos integrantes de la bancada parlamentaria y del Concejo de Bogot del Polo Democrtico Alternativo, 3 congresistas del Partido Liberal y un concejal de Cambio Radical enviaron una carta a Mara del Rosario Guerra de la Espriella, Ministra de Comunicaciones sealando que "este requisito no tiene amparo legal pues no aparece dentro de las condiciones para ser titular de la concesin establecidas en el artculo 18 del Decreto 1981 de 2003, norma que regula el procedimiento de convocatoria para la prestacin de este servicio. Y por otra, excluir de la convocatoria a organizaciones que han prestado el servicio sin contar con las licencias o autorizaciones administrativas pertinentes implica la creacin de una especie de inhabilidad o, aun ms, la imposicin de una sancin no contemplada en la ley a grupos de ciudadanos que justamente, ante la reticencia del Gobierno Nacional a realizar esta convocatoria, han optado por esa va de prestacin del servicio. La imposicin de este requisito se encuentra

en amplia contradiccin con los postulados constitucionales segn los cuales las causales de inhabilidad e incompatibilidad, as como los actos sancionatorios deben ser establecidos taxativamente en norma legal".

Continan sealando que "como lo ha sostenido la Corte Constitucional, si bien es cierto que en Colombia el uso del espectro electromagntico requiere la obtencin de una licencia otorgada por el Estado, tal requisito no puede constituirse en una forma de censura u obstculo desproporcionado para el ejercicio de los derechos a la libertad de expresin e informacin. Las sanciones por el uso del espectro electromagntico sin licencia deben ser establecidas legalmente y deben ser impuestas por la autoridad competente en cada caso particular".

Finalmente, agregan que "no tiene sentido que se genere una presuncin en contra de las organizaciones sociales, en virtud de la cual sea necesaria la exigencia de una declaracin juramentada pues ello implica una vulneracin del principio constitucional de la buena fe" y solicitan

que "el requisito en cuestin sea retirado de los pliegos de condiciones".

Durante ms de 10 aos, Mincomunicaciones se neg a abrir la licitacin de radios comunitarias para las capitales, por ello organizaciones como la Asociacin Red Colombiana de Radio Comunitaria (Recorra), la Asociacin Distrital de Radio Comunitaria "Antena Ciudadana", la Corporacin para la Promocin de la Comunicacin y el Desarrollo Comunitario "Voceros Comunitarios", la Cooperativa Multiactiva de Trabajo Asociado "Punto Verde" (Coopunver), la Asociacin de Dirigentes Comunitarios (Asodic), la Corporacin Promotora Cvico Cultural "Zuro Riente"; la Asociacin de Comunicadores Populares "Somos Red" (Acoposor) y la Corporacin Derechos para La Paz (CDPAZ), interpusieron la Accin de Tutela.

En junio de 2006, la Corte Constitucional elev a derecho fundamental "el fundar radios comunitarias", y le exigi al Ministerio que si no tena razones de fondo para no abrir la convocatoria, deba hacerla. En noviembre de 2007, la convocatoria se abri en tres etapas: primero las

ciudades pequeas como Mit, Puerto Carreo, Quibdo, Riohacha y Tunja. Luego fue para 15 ciudades intermedias como Armenia, Bucaramanga, Cartagena, Ccuta, Ibagu, Manizales, Montera, Neiva, Pasto, Pereira, Popayn, Santa Marta, Sincelejo, Valledupar y Villavicencio y finalmente en marzo de 2008, para las 4 capitales grandes: Barranquilla, Bogot, Cali y Medelln.

AL FIN UNA CONQUISTA DESPUS DE UNA DCADA DE LUCHA

Por ms de 10 aos, las organizaciones de radio comunitaria estuvieron solicitndole al Ministerio de Comunicaciones, la apertura de la licitacin para la adjudicacin de radios comunitarias en las ciudades capitales. Fueron muchos los derechos de peticin para los cuales siempre hubo las mismas respuestas: que no estaban los estudios tcnicos y que este servicio era para municipios donde no haba otro medio de comunicacin.

Sin embargo, la Sentencia 460 de junio de 2006 de la Corte Constitucional, abri una pequea ventana para dar paso a la apertura del proceso. Hubo que

Hipermedios

Foto | Voceros Comunitarios

esperar un ao ms pero al fin ese sueo de las organizaciones de radios comunitarias de Bogot se hizo realidad.

La Corte seal que "aunque el Ministerio ha dado respuesta a cada una de las peticiones que los distintos demandantes le han formulado, ninguna de ellas ha ofrecido una contestacin de fondo a las preguntas que le han sido formuladas. Ciertamente, a la fecha, la entidad demandada no ha informado a los demandantes por qu no ha efectuado una convocatoria para la concesin del servicio de radiodifusin sonora comunitaria en Bogot -a pesar de que el servicio fue reglamentado hace ms de 10 aos-, ni cundo sta tendr lugar".

Igualmente, le exigi a la Cartera de Comunicaciones dar "respuesta de fondo" a las peticiones de las organizaciones y en sta "se deber indicar las razones por la cuales, hasta el momento, no se ha realizado la convocatoria para la puesta en marcha de las emisoras comunitarias en Bogot. Toda vez que las respuestas dadas hasta el momento no constituyen contestacin de fondo, la

Sala precisa que las razones que se expongan no pueden ser rplica de las dadas hasta el momento. En la respuesta, adems, se deber informar si ya se adelantaron los estudios que el Ministerio afirm en el ao 2000 que estaba realizando y cules fueron sus resultados".

Las organizaciones de radio comunitaria de Bogot, acompaadas de Planeta Paz, del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad Dejusticia, la Fundacin para la Libertad de Prensa FLIP y defensores de la libertad de expresin como Omar Rincn, Cristin Valencia y Alfredo Molano, dieron su lucha.

Si bien la Corte Constitucional no le orden directamente al Ministerio que abriera la licitacin para adjudicar licencias para radios comunitarias, el concepto emitido por sta abri el espacio para que el proceso se iniciara ante la evidencia de que las razones aducidas carecan de fundamento jurdico.

La Corte elev a derecho fundamental el fundar radios comunitarias y adems seal la obligacin del Estado de promover la prestacin del servicio:

"En suma, la libertad de fundar medios

masivos de comunicacin, especialmente cuando se concreta en la creacin de emisoras comunitarias, es un derecho fundamental que potencia el desarrollo, la participacin, el ejercicio del control poltico, el autogobierno, la creacin de redes de solidaridad y la resolucin pacfica de las controversias, entre otros aspectos, en las comunidades, particularmente en aquellas marginadas por sus condiciones geogrficas, la pobreza, la falta de educacin y la violencia".

BOGOT, UNA HISTORIA SIMILAR EN TODO EL PAS

Durante los primeros aos de la radio comunitaria en Bogot, para los habitantes de algunas localidades era comn despertar con la informacin que se transmita a travs de altoparlantes ubicados en los postes de luz. As se enteraban de la problemtica y acontecimientos de su barrio. Al igual que hubo espacio para la solidaridad cuando los vecinos de barrios aledaos eran vctimas de una inundacin o de un deslizamiento.

El transporte pblico fue otro espacio aprovechado por las organizaciones para hacer radio. Los

programas eran grabados en casetes que eran distribuidos entre los conductores de las diferentes rutas de la capital y stos los ponan en horas de la maana o en la tarde de ms flujo de pasajeros.

Las radiocicletas fueron otra de las modalidades de la radio comunitaria que por las calles de la localidad de Kennedy, se conoci. Como su nombre lo indica, eran bicicletas con altoparlantes para desplazarse por los barrios y as poder conversar con los habitantes directamente. Finalmente, a veces de manera continua, o de cuando en cuando, lograban enlazarse al dial.

En el distrito capital llegaron a funcionar ms de 15 emisoras comunitarias. La gran mayora de ellas desaparecieron porque su calidad de "ilegales" gener la persecucin del Ministerio de Comunicaciones en algunos casos en operativos de esta Cartera, en los cuales sus equipos fueron decomisados.

Las emisoras comunitarias tanto en Bogot como en las dems capitales son una oportunidad para que las comunidades organizadas accedan a un espacio propio, para darle lugar y voz a aquellos que

son invisibilizados, para fortalecer la diferencia y la tolerancia, para que voces nuevas y diversas accedan al dial y, desde all, dar a conocer sus reivindicaciones y generar procesos culturales, participativos y organizativos.

"El derecho a la participacin democrtica, en tanto el ejercicio de la libertad de expresin, en general, y de fundar medios masivos de comunicacin, en particular, hace posible el control del poder poltico y afianza, por esa va, la democracia y el pluralismo", seala la sentencia.

POLTICA PBLICA PARA PROMOVER LA COMUNICACIN LOCAL Y COMUNITARIA

Sin lugar a dudas, Colombia con la apertura de las ltimas licitaciones desde 2006 hasta el 2008 que buscan que el servicio de radios comunitarias llegue a todo el pas y en las cuales se incluyen a las capitales, se convierte en uno de los pases que lidera la comunicacin comunitaria en el mundo.

Ante el aumento de la demanda del servicio de radio comunitaria de las comunidades en el pas, se cre la necesidad de disear una poltica pblica

para este sector que lo fortaleciera y reglamentara. Las inquietudes y propuestas se recogieron durante una dcada en dilogo con diversos sectores en las regiones quedando recopiladas en el documento "Radio y Pluralidad - Poltica de Radiodifusin Sonora Comunitaria" que contiene las lneas estratgicas, metas y herramientas para su implementacin en el mediano y largo plazo.

El documento seala que "El Estado colombiano con esta poltica y bajo el liderazgo del Ministerio de Comunicaciones, se propone apoyar los procesos de participacin, formacin, programacin, produccin, gestin y organizacin entre otros, en un campo tan joven e indito como es el de las Emisoras Comunitarias, buscando su consolidacin efectiva y plena, mediante el apoyo a procesos que conduzcan a hacerlas cada vez ms representativas de los intereses de los ciudadanos plurales de los municipios y localidades, en las cuales estn insertas".

Con base en el diagnstico realizado por la Cartera de Comunicaciones, la poltica pblica de radio comunitaria tiene como fin fortalecer la

participacin de las comunidades, dotarlas de las herramientas necesarias para su sostenibilidad social, poltica y econmica. Igualmente, el crear los instrumentos adecuados para que las emisoras mediante estudios de audiencia identifiquen sus audiencias y as poder llegar con ms efectividad.

Uno de las aspectos a resaltar del CONPES 3506 es la solicitud al Departamento Nacional de Planeacin de promover la inclusin de las radios comunitarias en los planes de desarrollo territorial -municipal, departamental y nacional-. Sin lugar a dudas, el quitarle el "mote de Ilegales" con el que estuvieron rotuladas por ms de una dcada genera el reconocimiento y la legalidad para acceder a recursos financieros necesarios para su sostenibilidad econmica.

An est pendiente el proceso de enlace de toda esa poltica nacional con la poltica regional y local la cual puede articularse a travs de los consejos locales de comunicacin ciudadana y comunitaria que forman parte del Consejo Nacional de Medios de Comunicacin Ciudadanos y Comunitarios

Colombia

Foto | Camilo Andrs Tamayo- CINEP

del Ministerio de Cultura. Mincultura ha trabajado desde 1999 en este proceso.

Slo falta esperar la evolucin del proceso de la radio comunitaria en el pas y que el reconocimiento por la institucionalidad no genere la cooptacin de las comunidades sino que permita el fortalecimiento y el desarrollo del sentido de pertenencia hacia stas.•

Descargar artculo completo [86.3 kb]