NOTA DE TAPA:

PRODUCCIN Y ESCUCHA DE DEMOS

Gastón Montells- Colectivo La Tribu

12 de junio de 2007

Se suele llamar "demos" o pilotos a piezas sonoras que se utilizan para presentar un programa de radio o toda una programacin.

Si somos productores y queremos llevar un programa a una determinada emisora o conseguir financiamiento para un programa que ya estamos haciendo, o si queremos organizar la presentacin de nuestra radio ante la prensa o la audiencia, nos encontraremos con la necesidad de producir una pieza radiofnica de estas caractersticas. Aqu compartimos algunos elementos para facilitar su realizacin.

IDEAS DE PARTIDA

Un demo es una herramienta para traducir un proyecto. "Demo" es la abreviatura de "demostracin" y en ese carcter aparece la idea de promesa.

Lo que solemos expresar a travs de un demo, piloto o programa cero es una intencin. Una manera de maniobrar el lenguaje radiofnico pero en el marco de un proyecto claro, con objetivos concretos y desafos identificables en una pequea pieza portadora de sentido.

Adems de relevante, ese paisaje sonoro de corta duracin, tendr la motivacin de ser lo suficientemente atractivo como para generar el deseo de seguir escuchando. Y con un ncleo editorial manifiesto tanto en los contenidos periodsticos como en las decisiones artsticas y estructurales de la pieza.

Algunos trminos e ideas claves para el armado del diseo de un demo:

Herramienta. Los demos son herramientas puestas en circulacin donde se manifiesta una idea de programa. Hay demos que articulan los mejores momentos de un ciclo ya sucedido, demos que funcionan como el programa cero de una idea no realizada con anterioridad y demos con fines especficos como la bsqueda

de financiamiento.

Lo importante en el momento de producirlo es tener en claro cul es la finalidad que se buscar conseguir una vez presentado. Ya que los tres tipos mencionados requieren estrategias distintas.

Promesa. Cuando se escucha un material sonoro lo que se intenta interpretar es cul es el proyecto que traduce. A qu coordenadas poltico-culturales remite, cules son las representaciones que construye en sus discursos (incluida la nocin de audiencia), qu estrategias de produccin evidencia y adems qu nos promete como proyecto radiofnico. Hablamos de promesa porque el demo muestra una proyeccin. Eso que podra suceder en caso de incorporarse a una programacin.

Sntesis. No refiere a la duracin, aunque la incluye, sino a la capacidad creativa que podamos tener al plantear la matriz de una idea. Usar los recursos pertinentes disponibles en el universo radiofnico pero al mismo tiempo dejndonos

sorprender por la apropiacin que un grupo de personas hace de las convenciones del trabajo sonoro y la bsqueda de una agenda de contenidos propios.

Continuidad.Si bien los demos cristalizan momentos puntuales de un proyecto, el modo en que esos elementos aparecen articulados -las estrategias de costura que la produccin decide para hacer de una idea una propuesta integral- es clave en la prueba que exige un demo.
Es probable que muchos buenos fragmentos no hagan un buen programa. Salvo que aparezcan conectados con puntera y sutileza de modo de conseguir el recorrido adecuado para que los interlocutores puedan construir sus propios viajes en ritmos personales. La idea de continuidad refiere tambin a la obligacin que el demo tiene de convertirse en una pieza integral en s misma.

Proyeccin. Una idea, cuando existe, muestra su camino de proyeccin. Abre secciones, desvos, pasajes posibles de ser

recorridos. Los programas de radio se construyen al aire. Pero los demos mismos deben inicialmente proyectar un horizonte posible de acontecimientos radiales. Y no agotarse en los guios y recursos usados para esa eventualidad. El demo asocia, compara, cita otros universos de materia sonora. Obras, msicas, relatos. Se proyecta incluso en materiales preexistentes con los que dialoga explcita o implcitamente.

Espritu. Un programa de radio, adems de una secuencia ordenada y rtmica de contenidos, es un estado de nimo, una parte emocionante y multiplicadora de una programacin. Por eso un programa se completa en el marco de la programacin en la que se emite. En los demos, como en los actos de magia, est el espritu. El nimo. Podemos ser muy relevantes pero poco atractivos o muy atractivos pero irrelevantes.

SOBRE LA ESCUCHA DE UN DEMO

Las programaciones son una construccin. A partir de la definicin de criterios se elaboran

metodologas y tcnicas para programar.

Como lo dice el trmino, "programar" es puntualmente dos cosas:

 

1. Armar una secuencia de pasos que pueda tener lgica interna y a la vez reproducirse.

2. Prever. Anticipar. Poder diagramar estrategias que pongan en relacin proyectos con objetivos.

 

Los demos son el principio de una conversacin. La de sus realizadores con los directivos de una emisora. Funciona como dilogo, en el propio cdigo de la materia sonora, entre una propuesta y el marco posible donde se espera emitir.

El demo no debera ser considerado una instancia decisiva de evaluacin. Aun cuando en algunas emisoras termina funcionando de modo determinante.

Sabemos que dar un examen no significa exactamente un parmetro del saber. Uno puede saber mucho pero tener un mal da. Y que su examen termine siendo una radiografa poco representativa de la lucidez del realizador y ms

una prueba en velocidad de la capacidad de reaccin.

Por lo tanto el demo empieza una conversacin, no debera ser la instancia que la culmine. Sobretodo porque los programas se construyen al aire. Ms all de todo lo que se pueda prever antes de emitir.

La escucha de un demo deber ser el inicio de una investigacin sobre el proyecto presentado que empieza con las anotaciones de eso odo y con la cita de una o varias reuniones posteriores con los realizadores de la idea a fin de discutirla, argumentarla, rodearla de razones que no aparecen en el audio pero s se inferirn en la charla personal.

La verdadera dinmica de una produccin est en la cotidianidad. En el cdigo de trabajo, la capacidad de manejar tiempos y resultados, la audacia, sorpresa, curiosidad y el riesgo experimental que un grupo asume estando junto.

EL DOBLE DESTINATARIO DE UN DEMO

Cmo pensar a la vez en el director de programacin y en el oyente destinatario de los contenidos?

Para quin se hace un demo? Para el director de programacin de una emisora o para el oyente al que el programa elige como interlocutor?

La respuesta es fcil: para los dos y al mismo tiempo.

Si bien el demo es intencionalmente una herramienta de promesa que evidencia un proyecto radiofnico y al presentarse se lo hace sabiendo quien lo escuchar (el director o coordinador de la programacin), los contenidos de ese demo debern estar dirigidos a una audiencia determinada que es la priorizada por el perfil del material. Entonces deberemos poder combinar cdigos y guios de produccin que a la vez de interpelar al oyente, le hablen directamente, de manera ms o menos literal, al destinatario del demo (el responsable de orlo y tomar una decisin) y no ya al del programa.

PLAN Y PLANIFICACIN

Un demo tiene un plan y exige una planificacin.

La eficacia del demo podr rastrearse en la huella que deja en su receptor.

Un demo es un plan. Tiene todas las tcticas de una herramienta y lleva en s mismo una idea principal.

Un plan es ms que la suma de varias voluntades con una pasin. Es el diseo de una estrategia, en este caso comunicacional, para dar cuenta de un proyecto poltico cultural trazado a partir de la identificacin de signos contextuales, cdigos de poca, sistematizaciones, creatividades. Objetivos. Todo plan por ms catico, libre y colectivo que se anuncie deber (sin perder horizontalidad) expresarse en una planificacin que lo organice.

Un guin o libreto donde evidenciaremos todas las lneas de la produccin.

En el demo nos jugamos la creatividad pura. Es sabido que todos recordamos lo que nos llam la atencin, as que tengamos en cuenta tres cosas importantes.

1. El demo recorre una propuesta de programa. No la agota, pero la deja saber.

2. No hay tiempos recomendados para la duracin de un material. Hay radios que piden demos de determinados minutos, 15 por ejemplo, pero la duracin est en el tacto del odo y en la intensidad. Cuanto ms corto ms amable pero una idea sostenida con recursos puede ser una pelcula para or y llevarnos por horas al disfrute. Como 2 minutos mal resueltos pueden ser una eternidad.

3. La genialidad no puede forzarse, pero cuando aparece genera chispazos inolvidables en los odos de nuestra mente.

Manejar sutilmente los trucos de nuestros recursos, dosificarlos y acordarse que el orden de aparicin de los contenidos es clave. El principio es el momento en que mas atencin se presta y el final es lo que inmediatamente se recuerda.

 

Los demos son obras. La primera impresin de

algo es determinante.

Lo que se escucha tambin se ve, as que disear grficamente la propuesta y acompaar el audio con textos e imgenes ayudar a traducir junto a otros lenguajes, la experiencia pretendida.

 

Programas y demos son indisociables. Ms que categoras analticas, maquetas de investigacin.

No hay demo sin idea. Por eso la bsqueda incesante es hacia las ideas.

Y para una idea no hay grabacin que falle.•