NOTA DE TAPA:

LA ANTENA EN BICICLETA- CHARLA CON ALFONSO GUMUCIO DAGRON

Gastn Montells- Colectivo La Tribu

Diciembre de 2007

"La imaginacin es ms importante que el conocimiento".

La frase le pertenece a Albert Einstein pero la cita Alfonso Gumucio en la Biblioteca de Santiago de Chile en el marco del Seminario Latinoamericano "Comunicacin y Educacin" organizado por el Proyecto RadioEscuela que llevan adelante Corporacin La Morada y OXFAM en Chile y que Radio Tierra transmite al aire en directo para todo el mundo.

Por mundo se entiende la totalidad de lo existente: el universo, la humanidad y, por supuesto, la Tierra. En concreto, un conjunto humano organizado.

Un modo de organizar la existencia es por das. Por ejemplo, 9 de agosto, jueves.

Ese da Gumucio explica que si esa frase fuera de un artista o de un escritor no le llamara la

atencin pero que la diga un cientfico de nombre Einstein es una cosa muy importante. "Es una valoracin de la imaginacin y de la creatividad por encima del simple conocimiento. La ciencia y todo eso no puede reemplazar lo que hace al hombre diferente a los animales que es la capacidad de inventar, de crear, de imaginar las cosas por eso me llam la atencin".

La capacidad de crear condiciones, incluso para crear, es una clave que tambin se debati en esa jornada donde se pensaron articulaciones entre comunicacin y educacin, el lugar del conocimiento y la informacin y la diferencia sustancial entre productos y procesos, periodistas y comunicadores.

Gumucio, quien en 2001 public "Haciendo olas. Historias de comunicacin participativa para el cambio social" donde se documentan una serie de casos nacidos de la investigacin y relevamiento de experiencias comunicacionales de Amrica Latina, Asia y

Antena

Camilo Andrs Tamayo Gmez

frica, reflexion sobre el estado actual de las instituciones educativas y los procesos de constitucin de identidad de una comunidad.

"Yo no niego el papel que puede tener la educacin a distancia o la radio escuela -dice Alfonso Gumucio-. La iglesia ha apoyado mucho, y est bien. Todo eso hace que de alguna manera el sistema educativo se democratice, llegue a ms gente que no tiene acceso. El problema a mi juicio es que la educacin est estancada, es que se ha convertido en una educacin que ya no forma ciudadanos, ya no est nutriendo a la sociedad con el tipo de ciudadanos que requiere. Se ha convertido en un esquema muy fro, vertical y autoritario, donde un maestro sabe y los alumnos que no saben nada tienen que aprender".

Las escuelas son espacios pblicos donde se construye sentido y se organiza el saber. Se elaboran matrices de comportamiento y modelos de accin. De esa manera Gumucio reacciona ante el desfasaje que las polticas

educativas tienen con su poca.

"Ese tipo de relacin maestro- alumno, no tiene nada que ver con la sociedad en la que vivimos donde los jvenes estn aprendiendo muchas cosas en Internet, en sus relaciones sociales, en sus relaciones de pares. En ese sentido me preocupa a m, sin ser educador sino comunicador, que la escuela se est quedando atrs y que no cumpla un rol importante para la sociedad. Yo creo que nosotros los comunicadores que aprendimos tanto, no de la escuela pero s de los pensadores de la educacin, como Freire, tenemos que devolverle a la educacin, a la poblacin, al aprendizaje, lo que hemos aprendido de estos y la paradoja es que el sistema educativo actual no haya aprendido de estos pensadores y seamos los comunicadores quienes los rescatemos".

Gumucio enfatiza la diferencia entre las tareas del periodista y las del comunicador. Le gusta decir que cuando l "est de periodista" funciona de un modo distinto que cuando

"est de comunicador". Desde este rol "estoy facilitando un proceso y haciendo que la propia gente diga lo que quiere decir, y cuando estoy de periodista digo lo que me viene en gana porque es mi opinin y asumo yo la responsabilidad y estoy trabajando en mensajes: un articulo, un video, etc."

Mensajes y procesos son la dinmica de los mapas de comunicacin. Espacios de produccin de sentido pero adems de construccin de costumbres y prcticas de estabilidad de una narracin cotidiana.

Alfonso Gumucio Dagron se reconoce un fantico de las radios comunitarias, sobretodo porque considera que es el medio ms inmediato donde la gente puede apropiarse del proceso de comunicacin.

"Apropiarse de un proceso de comunicacin con una tecnologa un poco ms sofisticada es difcil. En cambio si los mineros bolivianos pudieron apropiarse de las radios, si los campesinos de Per y Ecuador pudieron, eso significa que cualquier comunidad sin

necesidad de haber pasado por un sistema de alfabetizacin de lecto- escritura en la escuela, puede hacer comunicacin. Una comunicacin que rescata su identidad, que la fortalece, que hace sentir sus voces para hablar de una manera ms horizontal con quienes tienen que lidiar. Esa es la parte importante, porque uno habla mucho de dilogo en el desarrollo pero no puede haber dilogo si hay voces que estn disminuidas. Para que haya un dilogo tienen que ser horizontal. Entonces cuando se habla de participacin o acceso en los proyectos de desarrollo y las comunidades no estn fortalecidas en sus voces como para dialogar no puede haber un verdadero dilogo. En ese sentido la radio comunitaria no necesita pruebas, se ha probado a s misma: 10 mil radios en Amrica Latina y ahora surgiendo en Asia y en frica muestran que es un instrumento que facilita procesos de comunicacin que hasta ahora ningn otro medio los puede dar."

En el marco de cumplirse sesenta aos de

las radios comunitarias en Amrica Latina, Gumucio hace un recorrido por los proyectos de las radios y reconoce dos preocupaciones.

"Una preocupacin es la legislacin. Hubo una poca en que estbamos creando radios y trabajando en radios en cualquier contexto, contra las dictaduras, no importaba, lo hacamos, nos cerraban, volvamos a abrirlas, en frica, en el apartheid. Ahora vivimos en democracia en casi todos los pases y necesitamos un espacio legtimo, de reconocimiento legal. Necesitamos que las radios comunitarias tengan el apoyo del estado porque estn cumpliendo una funcin social como la cumple una biblioteca o la educacin. Entonces en ese sentido tiene que haber una legislacin que no slo las reconozca para limitarlas sino para apoyarlas". Pero adems, contina, "y sta es la otra preocupacin, estn surgiendo demasiados proyectos de radios que bajo el paraguas de comunitarias estn haciendo otras cosas."

En Cara y seal 7, la publicacin de AMARC ALC de septiembre de este ao, el mismo Gumucio escribe sobre los criterios que permiten identificar a una radio comunitaria y subraya tres principales: participacin y apropiacin, pertinencia lingstica y cultural y desarrollo de contenidos locales. Esos parmetros ayudaran a organizar una definicin, un abordaje al anlisis de este tipo de emisoras de organizaciones sociales sin fines de lucro.

"Uno tiene las radios evangelistas que han crecido de una manera pavorosa en toda Amrica Latina, en frica, en Asia, que estn dividiendo las comunidades. El caso es muy diferente, nosotros no lo sentamos antes porque trabajbamos con los curas catlicos que de alguna manera no estaban predicando, estaban haciendo labor social entonces era muy fcil hablar de temas sociales y no de catolicismo y de Cristo y de la Virgen y dems. Las radios evangelistas tienen otro tipo de contenidos. Estn en otra cosa y estn acaparando las frecuencias. Tienen dinero,

pueden entrar. Lo mismo pasa en la televisin con el televangelismo."

"Yo si creo, sigue Gumucio, que la legislacin si bien no tiene que tener una definicin de lo que es radio comunitaria porque ni t ni yo podemos arrogarnos el derecho a decir esta es la definicin de radio comunitaria, tienen que tener ciertos criterios: que pertenezca a la comunidad, en el sentido no del equipo pero s la frecuencia y el proceso de comunicacin. Que las decisiones del proceso de comunicacin las tome la comunidad no una ONG, no la iglesia. Las toma la comunidad que recoge a la gente que va a trabajar en eso. Otro lo que es la produccin de contenidos locales. Me parece fundamental. Una radio que se dice comunitaria y que slo pasa msica y cualquier msica sin criterios 24 horas al da, no me parece que est cumpliendo la funcin social. Una radio que pasa msica local, que pasa entrevistas con los ancianos de la comunidad, un nivel mnimo de produccin no necesita ser sofisticado,

pero por lo menos testimonios de la comunidad rescatando la historia, la memoria, la identidad de la comunidad. Esa radio me parece que es comunitaria. Tercero el problema de la lengua, la pertinencia cultural. Eso especialmente en las comunidades indgenas es muy importante. Luego todo lo que es la tecnologa apropiada."

Sobre este punto establece una consideracin ante la relacin de los proyectos comunicacionales de las radios comunitarias y sus estrategias de gestin y financiamiento. "Yo he visto demasiados proyectos que han fracasado porque les regalan equipos que al cabo de tres o cuatro aos tienen que ser renovados, y no hay capital para renovarlos, entonces yo siempre digo que para ir a comprar pan a la esquina hay que ir a pie, para ir a cinco cuadras agarrar la bicicleta y para ir a un kilmetro quizs tomar el bus pero no empezar con el bus para ir a comprar pan a la esquina. Esos procesos hay que racionalizarlos y hay mucha distorsin porque

a veces hay mucha ayuda internacional y por hacer bien se hace mal, dotando a comunidades que no tienen capacidad todava de apropiarse de un proceso de comunicacin. La comunicacin como proceso debera ir por pasos."

Distinguir cules son radios comunitarias y cules, en su nombre, gestionan emprendimientos comerciales o con fines especficos a los intereses de una institucin que tiene como proyecto multiplicar su dogma, es un punto decisivo en la caracterizacin que Alfonso Gumucio hace como tarea de esta poca comunicacional.

La foto de Einstein en bicicleta es significativa para estas anotaciones. No tanto porque se diga que sobre ella descubri la teora de la relatividad sino porque el nico modo de mantener un equilibrio es seguir movindose.

Sesenta aos de radios comunitarias son evidencia de autoridad para escribir en este ltimo rengln que un otro equilibrio de las cosas tiene 720 meses de confirmaciones.•

A. Gumucio

Alfonso Gumucio Dagron es boliviano y hace 30 aos que trabaja en Comunicacin para el desarrollo. www.geocities.com/agumucio/

Descargar PDF [269 Kb]