NOTA DE TAPA:

EL AEROSOL ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Sebastin Vazquez- Colectivo La Tribu

Junio de 2008

 

"A los que gobiernan las ciudades no les gustan los grafitis porque piensan que nada debe existir a menos que d un beneficio" Banksy

"El mundo no est en lo que se ve, sino en la propia mirada". Oscar Massotta

Banksy es un artista callejero, un terrorista potico, un agitador grfico. Un hombre que ama discutir con las paredes. A travs de su arte urbano e iconoclasta, basado en stencils, grafitis e instalaciones en grandes ciudades, desnuda, con una increble voluntad polmica y potica, muchos de los lugares comunes del capitalismo, inventando una verdadera contragalera de imgenes-argumentos para las luchas presentes y futuras, pero sobre todo una, vital: la lucha por el espacio pblico.

Se sabe muy poco de su vida. Se cree que naci en 1974 en Bristol, Inglaterra. Algunos dicen que su

flores

nombre real es Robert o Robin Banks, aunque este rumor podra haberse originado a partir de una broma por la similitud fontica entre el nombre Robin Banks y "robbing banks" ("robando bancos", en ingls).

Se cuenta por all que todo empez a mediados de la dcada del 80, en la escena londinense del hip-hop importada desde la ciudad de Nueva York. Fue en esta ciudad de los EE.UU. donde SAMO (seudnimo del genial artista Jean-Michel Basquiat) ya se haba hecho mundialmente famoso por sus grafitis y pinturas absolutamente originales.

En Londres, el influjo neoyorquino se hizo pronto muy evidente en las brigadas de "escritores murales" que empezaban a estampar sus nombres en las paredes de la ciudad y en subterrneos y trenes.

Pronto surgieron inesperadamente de las viviendas sociales okupadas verdaderos diseadores del grafiti, cuyo radio de accin cubra Londres entero y buena parte de otras ciudades inglesas, extendindose como una resistencia viral y crtica a cierto conformismo ciudadano. Cerca de 1987 la

brigada de transporte policial londinense comienza a organizar patrullajes especiales contra las bandas de grafiteros.

Esta incipiente escena de artistas arrastraba a esta altura, a pesar del poco tiempo transcurrido, varios problemas: feroces internas entre los grupos, potenciales y eventuales arrestos y fuertes multas, todo lo cual los llev, en su mayora, a dividirse y seguir caminos personales.

Es justamente a fines de los aos 80, que Banksy comienza su actividad, en la ciudad inglesa de Bristol, como parte de un pequeo grupo conocido como DryBreadZCrew.

Pero es recin entre 1992 y 1994 que su obra comienza a adquirir personalidad propia, influenciado por el movimiento Add Jammers, colectivo de agitacin de esos aos, que deformaba e intervena imgenes de publicidades, cambiando los mensajes por otros polticos, creando as un discurso crtico en interaccin dinmica con la ciudad. Aos despus de sus inicios, Banksy declarar: "Cualquier pared o publicidad existente en la plaza pblica que te obliga a mirarla, que no te

da la oportunidad de escoger o no verla, es tuya. Te pertenece, ya que es parte de tu campo visual y puedes hacer lo que quieras con ella".

Durante estos primeros aos, Banksy se dedic a pintar las calles y parques de su ciudad natal con grafitis de ratas en diferentes situaciones: filmando a los transentes con cmaras, oyendo msica, bailando, rompiendo con tenazas candados imaginarios de portones. Estas imgenes pasaban a formar parte del paisaje urbano, en buzones de correo, alcantarillas, manijas de puertas, como una crtica grfica y ldica a los carteles de prohibiciones que abundan en las calles. Cambios radicales de signos. Fracturas en el sentido comn, que al decir de Roland Barthes "trafica ideologa". Entonces, contra el trfico ideolgico, imgenes irreductibles.

Al principio, Banksy usaba la tcnica del grafiti, pero el acoso de la polica lo llev al stencil, tcnica mucho ms veloz. En su libro Wall and Piece, cuenta el momento del cambio: "Estbamos poniendo siempre llega tarde en el vagn de pasajeros de un tren. De repente lleg la polica y salimos corriendo.

Pero yo me ara con las espinas de un arbusto y no me dio tiempo a llegar a nuestro coche. Mis amigos se fueron. Yo me escond debajo de un camin de basura. El motor estaba a la altura de mi cara: un hilillo de aceite se filtraba y me caa en la cabeza. Estuve as durante una hora, mientras oa a los polis andando por los rales, buscndonos. Decid cambiar de tctica o dejarlo: tena que tardar menos tiempo en pintar. Entonces vi que el tanque del motor el camin tena letras pintadas con una plantilla. Yo poda hacer lo mismo con letras mucho ms grandes".

Desde ese momento, Banksy hace stencils. Es mucho ms sencillo, veloz y efectivo. El clebre arte del silencio, el aerosol y la huida.

Tambin a partir de este momento, sus stencils toman un carcter explcitamente poltico, al tiempo que se multiplica la imaginera a un ritmo acelerado: soldados orinando, policas que se besan, pjaros que destrozan cmaras de seguridad, la Mona Lisa armada con una bazooca, indgenas atacados por carritos de supermercados o

disney

helicpteros militares con moos de regalo. Toda una tica-potica, un baldazo de agua fra en las vidas de los desprevenidos transentes de las esquizofrnicas metrpolis. Una stira de lirismo extremo sobre la vida urbana.

Una de sus frases puede resumir la actitud de Banksy frente al arte en ese momento: "Es ms fcil pedir perdn que permiso".

En el ao 2000 organiza su primera muestra individual en un restaurante-barco llamado Severnshed.

Empezaba, de esta manera, a diferenciarse del resto de los artistas callejeros que por lo general jams llegan a exponer en circuitos artsticos formales. Una obra muy recordada de esta poca (una especie de despedida de su ciudad natal) fue su intervencin en la celda de elefantes del zoolgico de Bristol, que consisti en escribir: "Quiero irme. Este lugar es demasiado fro. El vigilante apesta. Aburrido, aburrido, aburrido!"

Al poco tiempo se muda a Londres, ciudad que tambin puebla de imgenes, y luego viaja a San

Francisco, Barcelona, y otras ciudades europeas, siempre con su corte ambulante de imgenes-mundo.

Naca el mito de Banksy.

POEMAS URBANOS EN LOS MUROS: EL ARTE EST ROTO

"Imagina una ciudad en la que el grafiti no es ilegal, una ciudad en la que todo el mundo puede pintar donde quiera. Donde cada calle est inundada con millones de colores y pequeas frases. Donde esperar el autobs nunca ha sido aburrido. Una ciudad viva que pertenece a todos, no solo al estado y a los dueos de grandes negocios. Imagina una ciudad as y no te acerques demasiado a la pared, est recin pintada". Banksy

 

"No me gusta no escribir en las paredes". Frase escrita en la pared de la Universidad de Nanterre, Mayo Francs del '68

A partir de este momento, su arte se despliega ya

no solo en el campo de la imagen, sino tambin en performances a lo largo del mundo. En la tradicin anrquica del situacionismo, Duchamp y Burroughs, del punk y el activismo okupa, Banksy hace de la resignificacin su principal y ms efectiva herramienta poltica.

En su pgina web estuvo exhibido como nico manifiesto un extracto del diario del teniente Mervin Willett Gonin, quien estuvo entre los primeros soldados britnicos que liberaron el campo de concentracin nazi Bergen- Belsen, en la Segunda Guerra Mundial. All relata un episodio, acerca de la llegada de un cargamento de lpiz labial al campo: "No era en absoluto lo que nosotros queramos: gritbamos por cientos y miles de otras cosas y no s quin pudo haber pedido lpiz labial. Me encantara poder descubrir quin lo hizo, porque fue la accin de un genio, pura lucidez sin adulterar. Creo que nada hizo ms por esos internos que el pintalabios. Las mujeres se vean acostadas en la cama sin sbanas ni camisn, pero con labios en rojo escarlata, uno las vea dando vueltas por ah con nada excepto una manta sobre sus hombros, pero con labios en rojo escarlata.

pintalabios

Vi una mujer muerta en la mesa post mortem, aferrando con su mano un lpiz de labio. Al fin alguien haba hecho algo para hacerlos individuos de nuevo, ahora eran alguien, ya no meramente un nmero tatuado en el brazo. Al fin podan interesarse genuinamente en su aspecto. Ese pintalabios empez a devolverles su humanidad."

Salvando las inevitables distancias, Banksy, un verdadero genio de la recontextualizacin, al abanderar su particular movimiento subversivo con un texto de este calibre, se propone algo similar en el plano simblico: devolverles la humanidad a los habitantes de las grandes ciudades. Como dijo alguna vez el artista plstico argentino Len Ferrari, "El arte no ser ni la belleza ni la novedad, el arte ser la eficacia y la perturbacin". Palabras ideales para el arte de Banksy, explorador de lo contradictorio.

Uno de sus ms conocidas series de actos- atentados fue haberse introducido disfrazado en famosos museos de todo el mundo, para colgar algunas de sus obras de manera clandestina.

En el MOMA neoyorquino, logr colocar un cuadro de una mujer de poca llevando una mscara anti gas (lo llam: Tienes unos ojos hermosos). En el Tate Modern de Londres, colg una pintura de una clsica escena rural, a la que agreg un cartel con una solicitud policial buscando testigos. Banksy criticaba as desde adentro de las instituciones (en este caso artsticas), la paranoia de los gobiernos que ven inseguridad en todos lados, fomentando el miedo para domesticar a la poblacin. Lo que para algunos fue mero vandalismo, para otros fue una crtica a la institucin artstica. Lo nico claro es que Banksy no coincide con los mecanismos del arte contemporneo.

Es por esos mismos aos, que empieza a ser reconocido por el mismo sistema que siempre fue el blanco de sus crticas. Sus obras empiezan a venderse por miles de dlares en casas de subastas y va web, al tiempo que realiza trabajos para Greenpeace, Puma y MTV, lo cual hace que muchos lo acusen de "venderse". Lo que contestan sus seguidores es que rentabilizar sus creaciones le permite financiar nuevos proyectos.

Por otro lado, Banksy sigue creyendo en que el arte debe ser accesible a todo el mundo, y por eso sigue pintando en las calles para que todo el mundo pueda disfrutar su obra, radicalizando el lmite de acceso a una obra plstica.

Adems, a travs de su pgina web ha liberado 12 imgenes, para que todos puedan tener una obra suya en casa.

Y lo principal: los mimos del mercado del arte no hicieron que claudicara en su crtica, muy por el contrario, esta se radicaliz hasta instancias difciles de digerir.

En este sentido, sus relaciones con el Estado arrastran una ambigedad similar. Si por un lado, una de las principales causas de que mantenga su identidad en el anonimato es porque es buscado por la ley britnica e internacional (y por organizaciones como Keep Britain Tidy- Mantn a Inglaterra en Orden), cuyo vocero, Peter Gibson, califica su trabajo como "vandalismo puro"), por otro, a los empleados pblicos de los vagones de trenes de varias ciudades inglesas se les entregaron guas

de arte grafitero para que aprendieran a identificar sus obras y conservarlas.

Lo que habla a las claras que ante la contradiccin inmensa tanto del Mercado como del Estado, Banksy sigue produciendo y hacindonos preguntas desde los muros.

BOMBARDEANDO PAREDES Y CONCIENCIAS

"Se dir que lo que proponemos no es arte. Pero, qu es arte? Son arte acaso las palabras en sus libros y stas en las bibliotecas? Las imgenes en los cuadros y stos en las galeras de arte? Todo quieto, en orden, en un orden burgus y conformista, todo intil." Artistas Plsticos de Vanguardia, Instituto Di Tella, 1968.

En agosto de 2005, Banksy realiza una serie de murales en diferentes tcnicas, sobre el vergonzoso muro de la vergenza emplazado en Cisjordania, construido por el Estado de Israel para separar su ilegtimo territorio de Palestina, quedndose as con tierras que no le pertenecen. El mural fue realizado concretamente en las ciudades de Beln, Ramal

y Abu Dis.

Banksy critica el terrorismo del estado israel, y se pregunta si es punible pintar sobre un muro declarado ilegal por la Corte Internacional de La Haya, si de esta manera su accin sirve para denunciar ante el mundo que Israel est convirtiendo a Palestina en la mayor crcel al aire libre del mundo.

Entre las imgenes, puede verse una nia que cachea a un soldado, un militar pidindole papeles a una mula y una joven que se aleja con unos globos rojos del muro.

Otra de sus ltimas intervenciones fue el 11 de septiembre de 2006, cuando en Disneylandia, el inmenso parque de diversiones de California, expuso durante 90 minutos un enorme mueco inflable que representaba a un tpico preso de Guantnamo (uniforme naranja, capucha negra y manos esposadas) en la montaa rusa Big Tundher (Gran Trueno), en una clara alusin a la violacin de los derechos humanos que se sufre en la crcel estadounidense emplazada en territorio cubano.

muro

Las imgenes circularon por sitios de Internet como reguero de plvora, en una verdadera performance virtual, y usando a la web como caja de resonancia, para denunciar las torturas a las que son sometidos los presos encarcelados all, muchos de ellos sin juicio previo.

Este mismo ao, Banksy reemplaz los CD de Pars Hilton de varias disqueras londinenses, por otros similares, pero con remixes propios titulados "Por qu soy famosa?", "Qu he hecho yo?" y "Para qu sirvo?". Adems, cambi las fotografas de la portada del disco y de la grfica interna, por unas donde apareca Pars con cabeza de perro, o su cabeza con cuerpo de maniqu.

En una de sus ms recientes exposiciones en Los ngeles, titulada Barely Legal (Apenas Legal), Banksy convoc a una multitud de famosos, como Angelina Jolie, Brad Pitt y Keanu Reeves. En la muestra, haba un elefante pintado del mismo color que el empapelado de la pared. La escena quera graficar la pobreza: est tan a la vista, naturalizada, que preferimos no verla. Al ingresar, los invitados

reciban un texto donde se lea: "Hay un elefante en la habitacin. Hay un problema sobre el cual nunca hablamos. El hecho es que la vida no se est volviendo ms justa y que 1.7 mil millones de personas no acceden al agua potable, y 2 mil millones viven por debajo de la lnea de pobreza. Para colmo, cada da, cientos de personas se enferman por artistas idiotas que muestran sus obras y dicen que el mundo anda muy mal pero no hacen nada al respecto. Alguien desea una copa de vino gratis?"

Otra reciente muestra, esta vez en la galera Pollock Fine Art de Londres, llamada Warhol Vs. Banksy, enfrenta a estos dos artistas mediticos, los ms relevantes de sus respectivas generaciones.

Si bien hay similitudes entre el pop art y Banksy, las diferencias saltaron a la vista: ah donde Warhol retrata a Marylin, Banksy traviste a Kate Moss. La Jackie Kennedy de Warhol es casi una estrella de cine, mientras que el Churchill de Banksy lleva una cresta verde, en homenaje a las revueltas anarquistas del 2004. Parecidos, pero diferentes.

Mientras tanto, sigue con sus clebres stencils, algunos ya conos de esta poca, como su Lenin en patines, la reina de Inglaterra con mscara de gorila, la nia del napalm aterrorizada entre Mickey Mouse y el payaso de Mc Donalds, o su obra cono: el activista tirando un ramillete de flores cual bomba molotov.

Una de sus ltimas obras fue en Bristol, una vez ms: es la imagen de un polica de rodillas, apuntando su fusil, mientras un nio a su espalda va a explotar una bolsa de papel para asustarlo.

EPLOGO: LUDISMO RIMA CON ANARQUISMO

Banksy ha publicado por su cuenta varios libros con fotografas de su obra, lienzos y exposiciones en distintas ciudades, acompaando las imgenes con textos de un humor corrosivo y agudo.

El primero es de 2001 y se titula Banging your head against a brick wall (Golpeando tu cabeza contra una pared de ladrillo), publicado totalmente en blanco y negro. Luego publica Existencilism (de existencialism -existencialismo- y stencil -plantilla-), en 2002. Le sigue Cut it Out, de 2004.

En 2005, la editorial Random House ha publicado Banksy, Wall and Piece, libro que contiene una combinacin de imgenes de sus tres libros previos, ms algn material nuevo. En la contratapa de este libro incluye la siguiente declaracin hecha por un polica londinense: "De ninguna manera vas a conseguir una cita nuestra para incluirla en la contratapa de tu libro". Resignificacin pura.

Adems, en el 2007 se han escrito dos libros sobre su obra: Banksy Locations and Tours: A Collection of graffitti Locations and Photographs in London, de Martin Bull, y Banksy's Bristol: Home Sweet Home, de Steve Wright. Ninguno de estos libros ha sido traducido aun al castellano.

Banksy, "el artista desconocido ms conocido de Internet", segn los diarios sensacionalistas britnicos, sigue con su labor de pirata cultural, contina en el anonimato (aunque recientemente se difundieron en la web algunas fotos donde supuestamente aparece), y este misterio le aporta un elemento ms a su pica. El "Arte" con maysculas, parece decirnos, no existe,

sino que junto a la poltica y muchas otras cosas, debera ser hecho por todos, y no solo por expertos. Como dijo alguna vez: "Desde los autobuses lanzan mensajes frvolos, que insinan que no eres lo suficientemente sexy, y que todo lo divertido est ocurriendo en otro lugar. Desde la televisin hacen que tu novia sienta que no da la talla. Tienen acceso a la tecnologa ms sofisticada del mundo y te intimidan con ella: Ellos son los publicistas, y se estn riendo de ti".

Su mensaje nos recuerda todo lo incmodo, inmoral y conmocionante que el arte ha perdido, y que nunca es tarde para recuperar. Seguramente, su obra inclasificable seguir provocando speras batallas, ticas y estticas, cada vez que una de sus imgenes aparezca, fresca, brillante y furiosa, en las paredes de alguna ciudad del mundo.•

www.banksy.co.uk

Descargar artculo completo [96.9 kb]

globo